¿Por qué sudamos cuando hacemos ejercicio?

El sudor es una reacción natural del cuerpo humano que busca eliminar el exceso de calor. Cuando hacemos ejercicio o estamos en un lugar donde la temperatura ambiental es elevada, nuestro organismo busca evaporar agua por las glándulas de la piel para tratar de disminuir la temperatura corporal.

Los deportistas y las personas que hacemos actividad física en general debemos mantenernos correctamente hidratados, para contrarrestar la pérdida de líquido que se da durante el ejercicio y en los meses de verano. Por otro lado, la transpiración es una señal saludable de que el organismo puede regular su temperatura, por lo que no debe ser vista como negativa.


La sudoración excesiva afecta a 2 o 3% de la población, y consiste en una exagerada actividad de las glándulas sudoríparas, que provocan sudor aún cuando la persona está en reposo o no hace calor. En cambio, la ausencia de sudoración se debe a la falta de glándulas sudoríparas, y provoca un  aumento desmedido de la temperatura corporal.

Sin embargo, el mal olor del sudor no ocurre inmediatamente, sino que se debe a la descomposición de las bacterias que tiene el sudor después de horas de emitido en los ejercicios o por el calor del ambiente. Este mal olor se puede prevenir con un lavado constante de la piel con agua y jabón, y con el uso de desodorantes, que neutralizan las bacterias pero deben ser aplicados sobre la piel limpia.

Compartir este artículo