¿Por qué no cambia la forma de tu cuerpo?




formadelcuerpoEl ejercicio aeróbico te permite mejorar tu salud general y tu bienestar. Puede que incluso pierdas algo de peso. Sin embargo, tus brazos siguen blandos y tus caderas llenas de celulitis. Has cambiado tu alimentación, pero tu cuerpo sigue pareciendo el de siempre... ¿A qué se debe esto?

El problema está en que hay una creencia generalizada de que para moldear el cuerpo basta con salir a correr o ir en bici. El ejercicio aeróbico, aún practicándolo con asiduidad, no cambia la forma de tu cuerpo. Sí, es cierto que si practicamos el tenis tendremos unos brazos tonificados, ¿pero qué pasa con el resto de músculos?

La solución está en los ejercicios con pesas que, a diferencia de los ejercicios aeróbicos, previenen la atrofia muscular y te ayudan a construir músculos duros y tonificados. El ejercicio aeróbico es necesario, pero insuficiente para modificar el aspecto físico. La grasa del cuerpo se quema en el músculo siempre que este se halle tonificado y en forma, por lo que es necesario combinar el ejercicio aeróbico con los ejercicios de resistencia a fin de conservar una masa magra capaz de quemar eficientemente la grasa.

En definitiva, con las pesas, cambias la forma de tu cuerpo, dándole forma y acentuando las curvas.

Compartir este artículo