¿Cómo llevar a cabo una dieta líquida?

Aunque su nombre pueda sugerir lo contrario, una dieta líquida no consiste exclusivamente en consumir bebidas.

Esta dieta suele ser generosa en alimentos magros ricos en agua, fibras, proteínas y aceleradores del metabolismo que contribuyen a perder peso saludablemente. Asimismo, estimulan la diuresis y cumplen funciones desintoxicantes.


Entre los alimentos básicos que encontramos presentes en la dieta líquida, se encuentran las manzanas, el pepino, el tomate, la remolacha, la avena y el repollo. Como el líquido necesariamente tiene que estar presente, es recomendable tomar caldos, infusiones y sopas en abundancia.

Recuerda que las bebidas calientes tienden a permanecer mayor tiempo en el estómago que las frías, lo cual aporta una mayor sensación de saciedad. Este tipo de dieta se encuentra aconsejada para bajar de peso rápidamente, pero no resulta conveniente practicarla por tiempo prolongado.

Compartir este artículo