La importancia del descanso en los niños deportistas

El descanso es básico para la salud de cualquier deportista, especialmente si se trata de niños. Aunque todos coinciden en que el ejercicio es bueno para los niños, en el caso de la práctica profesional, ésta puede resultar perjudicial si se produce un sobre entrenamiento.

El entrenamiento excesivo es dañino tanto en el aspecto físico, como en el rendimiento intelectual del niño. Por tal motivo, los entrenadores y pediatras sugieren que el niño pueda contar con dos días seguidos en la semana para su recuperación.

Si se está siguiendo un programa de entrenamiento gradual, no se debe aumentar el trabajo en más de un 10 % cada semana. De igual manera, el entrenamiento infantil no puede realizarse permanentemente, requiriendo de periodos de “vacaciones” de uno a dos meses, preferentemente en verano, para evitar la deshidratación.

El dolor muscular y la fatiga pueden ser síntomas de sobre entrenamiento. En tal caso, se debe suspender la rutina de entrenamiento para ser replanteada. Siempre va a ser más importante la salud del niño que los resultados de las competencias.

Comenta el artículo