Aquathlon, disciplina de lucha bajo el agua

Existen múltiples disciplinas deportivas y de fitness que se pueden practicar en el agua. Una de ellas es el Aquathlon. El Aquathlon es una disciplina de lucha subacuática reconocida desde el 2008 como deporte subacuático, pero se empezó a practicar de manera competitiva en el año 1982 y fue creado por el entrenador Igor Ostrovsky.

Al igual que otras modalidades de disciplinas practicables en el agua, el Aquathlon mejora la flexibilidad y la elasticidad corporal, así como la circulación sanguínea y la oxigenación de todo el cuerpo. Además, mejora la capacidad pulmonar y es muy útil para las personas que deseen tonificar los músculos.

Este deporte tiene varias modalidades. Puede practicarse en el agua sin sumergirse, en apnea o conteniendo la respiración, con aletas o sumergido en profundidad con equipo ligero de buceo. En cada ronda, el objetivo es quitarle al oponente una cinta de color que este lleva sujeta a la altura de los tobillos.

En la modalidad clásica, los competidores se sumergen en una piscina de 5 metros de ancho y largo, y 5 metros de profundidad, y están equipados con un visor y aletas. Un combate típico consta de 3 rounds de 30 segundos cada uno, espaciados por un tiempo de descanso no menor a los 30 segundos entre cada ronda.

También existe una modalidad de Aquathlon gimnástico, en la que se practican ejercicios acrobáticos, flexiones y movimientos bajo el agua e incluso posiciones de meditación y reposo subacuáticas. Algunos de estos movimientos también son utilizados como ejercicios de calentamiento para quienes practican las modalidades de lucha de Aquathlon convencional.

Compartir este artículo